Editoriales / Aleatoria.

¡Cuidado con los baches!

NOTA AL MARGEN

CITLALLI ZOÉ SÁNCHEZ, , actualizada 08:43 🕚
¡Cuidado con los baches!

El pasado primero de septiembre, Patricia Cervantes salió de su trabajo en un centro escolar y se dirigía a su casa. Habían sido días de lluvia en la ciudad de Durango así que las calles registraban encharcamientos de consideración.

Seguía su ruta acostmbrada cuando de pronto, cayó en un enorme bache que estaba cubierto por el agua. Fue un impacto fuerte y generó que su cuello sufriera el llamado "latigazo". Como el carro no registró un daño que le impidiera seguir su camino, optó por retirarse del lugar para reunirse con su familia.

Con el paso de las horas, el cuello le empezó a doler más, por lo que decidió ir al médico. Le sacaron dos radiografías y el diagnóstico fue esguince cervical grado 1-2. Producto de la lesión registraba además dolor al mover sus brazos, mareos así como dolor de cabeza.

Tras la revisión médica, le dieron una primera incapacidad de 7 días y posteriormente, otra semana más de reposo. Además del daño en su salud, también su bolsillo se ha visto afectado: entre medicinas y radiografías ha gastado alrededor de dos mil pesos.

Le enoja que por el mal estado de las calles resultara perjudicada y que nadie se hará responsable pues el proceso legal para reclamarle al Municipio es tortuoso, así que prefiere darle la vuelta a la página, aunque sí le interesa que se sepa cuáles son las consecuencias de la negligencia en el mantenimiento vial de la ciudad capital.

Por supuesto, el caso de Patricia no es el único. Los baches son causantes de múltiples daños materiales pero también en la salud de un número importante de personas, aunque en su mayoría, se quedan con el enojo y frustración debido a la poca confianza que existe en las autoridades para que reparen el daño.

Sin embargo, si se quiere proceder legalmente, es el Tribunal de Justicia Fiscal y Administrativa la vía para interponer la respectiva queja y sí, el proceso es una prueba de resistencia.

Para empezar, es necesario que en el momento mismo en que se sufre el accidente tome toda la evidencia posible, es decir, fotos o videos de la ubicación exacta del hoyanco, los daños causados en su vehículo automotor o cualquiera sea el medio de transporte.

Una vez que tenga la evidencia también debe buscar dos personas que estén dispuestas a testificar que el accidente pasó, de preferencia, que no sean familiares que vivan en el mismo domicilio. Por supuesto, esto se complica aún más cuando los accidentes son en áreas solitarias o en horarios poco convencionales.

Al presentarse en el Tribunal deberá otorgar el nombre, teléfono y dirección de los testigos; documentos que amparen la propiedad el vehículo, ya sea la factura, la tarjeta de circulación, o el control vehicular si el carro es americano. Si sufrió de daños materiales, la cotización del taller o bien, la factura ya pagada si es que usted ya hizo las reparaciones. Por supuesto, si su salud se vio afectada es importante contar con todos los comprobantes médicos y presentarlos.

En cuanto a la evidencia del accidente, debe guardarla en un dvd y sacar cinco copias para entregarlas para su expediente. Es importante que llame primero para sacar su respectiva cita y así, evite dar varias vueltas. Una vez interpuesta la queja, solo le resta ejercitar la paciencia y la perseverancia.

Aún se pronostican algunos días de lluvias y el pavimento de la ciudad seguirá en mal estado, así que es indispensable manejar con mucha precaución y a baja velocidad para prevenir accidentes.

PUNTO Y APARTE.- Tras el anuncio de la Secretaría de Educación estatal referente a que este año no habrá uniformes escolares, se expresó en redes sociales la molestia ciudadana, ya que para muchos padres de familia, las escuelas se encuentran en mal estado y por eso les piden dinero para el mantenimiento y ahora, hasta para las labores de limpieza.

Según dijo el secretario, Rubén Calderón Luján, no se tiene recurso para los uniformes porque gastaron en otros asuntos, como en reparaciones de los planteles, aunque esta versión no convenció y salió el secretario Jaime Rivas Loaiza a decir que el programa no está descartado y si así se requiere, se conseguirá el dinero para la elaboración de las prendas.

En fin, mientras se ponen de acuerdo, esperemos que las instituciones educativas ya tengan la instrucción correspondiente y no empiecen los problemas por la exigencia del uniforme a los estudiantes que ya están en clases presenciales.

Reflexión: en un tiempo donde se habla tanto de complicaciones financieras, ¿a quién se le habrá ocurrido traer al cotizado Julión Álvarez a "amenizar" la ceremonia de "El Grito"?, Al final, se trató de un concierto privado para 80 personas transmitido por diferentes medios para el resto de la población. Qué mala, qué pésima idea.

Nos leemos en twitter: @citlazoe

¡Cuidado con los baches!
¡Cuidado con los baches!

Editoriales, Nota al margen

Noticias relacionadas

Comentarios

Identificarse con

Facebook Google

Hola

aún no hay comentarios

Noticias más leídas

Noticias recientes

Más notas de Editoriales