Nosotros / Aleatoria.

La Merkel

ORQUÍDEAS A LA LUZ DE LOS SIGLOS

DANIELO HERNÁNDEZ, , actualizada 07:35 🕚
La Merkel

El pasado mes de diciembre luego de dieciséis años al frente del gobierno Alemán, Ángela Merkel, la mujer de mirada adusta y personalidad en ocasiones indescifrable, decidió no postularse a un nuevo periodo administrativo de cuatro años para seguir conduciendo los destinos de la nación teutona.

El acontecimiento podría parecernos razonablemente ajeno ya que, muy poco podría tener en común una nación como la nuestra, con la Alemania de primer mundo que entregó a los alemanes al final de su prolongado mandato.

Sin embargo, destaco y traigo a nuestra cotidianeidad, una frase de su discurso de despedida que, aunque repitió de manera constante durante toda su carrera, caló hondo en esa especial ocasión en que mostró otros rasgos de su personalidad para muchos desconocida.

"Debemos ver siempre el mundo a través de los ojos de los demás" instó a los presentes. Sin duda, esta sencilla frase resumió de manera fiel no solo su labor al frente del Gobierno, sino que pone el ejemplo para que quienes se encuentran encabezando gobiernos de todos los colores alrededor del orbe, puedan poner como prioridad por encima de cualquier otra cosa, ver primero por los demás, entender la necesidad y la visión del otro para construir un presente y un porvenir donde todos puedan palpar los resultados.

/media/top5/WhatsApp Image 2022-01-14 at 7.32.18 AM.jpeg

La convicción de Merkel de ver a través de los ojos de los demás no podría ser considerada un mero eslogan de campaña, sino que por el contrario, es un deseo legítimo de una mujer que logró ser la primera en muchos aspectos de la política europea dominada por hombres.

Ha sido la primera mujer en ocupar la cancillería, la primera mujer en gobernar Alemania desde los tiempos de la emperatriz Teófano Skleraina (956-991), y la primera persona de la antigua República Democrática Alemana en acceder a la cancillería de la Alemania unificada.

Ángela gobernó con la personalidad de una madre que supo ser firme y dócil al mismo tiempo. Impuso autoridad y abrigó, exigió resultados y se sumó a la lucha. Ángela jamás se mostró débil, muy por el contrario, fue diligente, presta y ecuánime.

Quizá como ninguna, cuidó de su pueblo y le ayudó a obtener las herramientas para el incierto futuro pos pandemia. Estoy cierto que todos estos rasgos presentes en su gobierno, en gran medida tuvieron que ver por su condición de ser mujer.

De cara a los escenarios que nos esperan, es quizá más pertinente que nunca tener a Ángela por todas partes. Se necesitan más mujeres que puedan estar al frente del gobierno, más mujeres que desafíen, que luchen, pero que al mismo tiempo protejan, cuiden y brinden el respaldo que solo ellas pueden ofrecer.

En su despedida, Merkel no dejó de sorprender a la audiencia: entre las melodías que eligió como despedida, sonó con toda fuerza una pegajosa canción punk alemana de mediados de la década de los setenta.

Nadie esperaba aquella muestra del subestimado sentido del humor de la canciller.

Con ese gesto, también nos comparte al mundo que las mujeres pueden ser todo, solo hay que esperar el momento indicado para hacerlo.

La Merkel
La Merkel

Nosotros, Orquídeas a la luz de los siglos

Noticias relacionadas

Comentarios

Identificarse con

Facebook Google

Hola

aún no hay comentarios

Noticias más leídas

Noticias recientes

Más notas de Nosotros